¿Qué es el efecto yoyó y cómo evitarlo?

Quizás te ha pasado, y más de una vez: En tu empeño por ver descender la grasa corporal, has realizado diferentes planes alimenticios que, si bien han dado los frutos prometidos durante un tiempo, con la vuelta a la dieta normal han creado un efecto yoyó. Y no solo han propiciado una subida de peso, sino, además, un claro mazazo a tu autoestima y bienestar personal.

El efecto yoyó es muy frecuente cuando se siguen planes alimenticios cuya eficacia no está asegurada, y que no resultan favorables para nuestra salud. Conocer en qué consiste este efecto y saber cómo evitarlo resulta muy útil para huir de él de manera airosa. A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre ello. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es el efecto yoyó?

Llamamos efecto yoyó al aumento de peso que se da, generalmente en contra de la voluntad de la persona, tras realizar un plan alimenticio específico cuyo objetivo es eliminar la grasa corporal. Supone, por tanto, lo contrario a las expectativas de la persona que lo padece, pues es justo la cara contraria de lo que se desea conseguir.

El efecto yoyó es muy frecuente cuando los planes alimenticios seguidos no son adecuados. No es más que una reacción del organismo a la falta de nutrientes que ha estado sufriendo durante todo el tiempo que se ha llevado a cabo.

Es muy habitual cuando se eliminan alimentos o grupos de alimentos de la alimentación diaria de una persona. El organismo deja de recibir ciertos nutrientes, lo que produce un efecto nocivo que desemboca en una pérdida de peso muy rápida, debido a la pérdida de masa corporal que provoca. No obstante, los problemas de salud no tardan en aparecer debido a la carencia de vitaminas y otros nutrientes, y, con la reincorporación de estos alimentos a nuestros platos diarios, recuperamos la grasa perdida, e incluso más.

¿Qué planes alimenticios causan este efecto?

El efecto yoyó suele producirse ante planes alimenticios que no resultan correctos ni completos para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Por ejemplo, basar nuestra alimentación en pocos alimentos y/o eliminar de nuestros platos manera permanente grupos de alimentos cuyas funciones resultan imprescindibles.

¿Cómo evitar el efecto yoyó?

La mejor manera de evitar el efecto yoyó es seguir una alimentación completa, sana y equilibrada, en la que estén presentes todos los grupos de alimentos en la frecuencia que nos indica la pirámide alimenticia. Es importante concebir la alimentación como un hábito de vida, más que como un mero camino para conseguir un fin. De esta manera, conseguiremos mejorar nuestra relación con la comida y beneficiarnos de todo lo bueno que puede (y debe) aportarnos.

Una alimentación completa, sana y equilibrada consiste en ingerir, en cada una de las comidas diarias, todos los grupos de alimentos necesarios: frutas, verduras, carbohidratos y proteínas, variando los alimentos de cada uno de los grupos a lo largo de los días, con el fin de crear planes alimenticios apetitosos y variados. El Método del Plato es una opción excelente para conseguirlo.

Herbalife, contra el efecto yoyó

Los productos Herbalife están especialmente diseñados para hacernos mejorar nuestra salud sin necesidad de experimentar un efecto yoyó tras su consumo. Gracias a sus fórmulas especialmente creada por nutricionistas, aportan todos los nutrientes necesarios para nuestro organismo. Batidos, barritas, infusiones y/o suplementos alimenticios; podrás elegir los productos que más te gusten. Ahora, además, te ofrecemos las mejores ofertas para que empieces a cuidarte al mejor precio. Empieza hoy mismo y consigue, por fin, la figura y la salud que te mereces. ¡No dejes pasar la oportunidad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.