Dieta mediterránea: ¿En qué consiste y por qué es tan beneficiosa?

Lo dicen los expertos: La dieta mediterránea es la mejor dieta que podemos seguir. Muchos son los estudios que lo corroboran. Y es que las conclusiones hablan por si solas: las personas que siguen este tipo de dieta viven más, y mejor. Es, por tanto, un tipo de dieta que previene enfermedades relacionadas con la mala alimentación, y que, además, aumenta nuestro bienestar físico y psicológico.

Ahora bien, ¿sabemos en qué consiste la dieta mediterránea? ¿Y por qué es tan beneficiosa para nuestra salud? A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre una de las dietas más beneficiosas del mundo. ¡Descúbrelo con nosotros!

¿Qué es la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea es un tipo de dieta creada a partir de alimentos frescos y naturales, que introduce, además, todos los grupos de alimentos en sus platos. Gracias a ella, se consigue una alimentación completa y equilibrada, respetando la frecuencia de ingesta ideal de cada uno de los alimentos que existen.

Este tipo de dieta apuesta por una cocina casera, donde los ultraprocesados deben consumirse de manera puntual. Se basa en una cocina mediterránea, empleando para ello métodos de cocina saludables; a la plancha, al vapor o al horno. Si bien es cierto que las frituras se integran, también, en este plan alimenticio, lo hacen de manera ocasional y sin llegar a tratarse de platos habituales.

¿Qué beneficios posee la dieta mediterránea?

Algunos de los beneficios más importantes de la dieta mediterránea son:

Previene el desarrollo de diferentes enfermedades

Como es el caso de la diabetes, la hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares, así como el cáncer. Los alimentos que conforman esta dieta, así como su manera de cocinarlos, aportan los nutrientes necesarios a nuestro organismo, quien los integra de manera adecuada y usándolos a su favor.

Se ahorra dinero

Basta con darnos una vuelta por cualquier supermercado para darnos cuenta de la diferencia de precio entre la comida preparada y los alimentos frescos. Este tipo de dieta apuesta por usar este tipo de alimentos en nuestra cocina, lo que supone una disminución del precio del carro de la compra, además del mayor beneficio en cuestión de salud.

Aporta los nutrientes que nuestro cuerpo necesita

Al tratarse de una alimentación equilibrada, es capaz de aportar a nuestro organismo todos los nutrientes que necesita, lo que se traduce en una mejor figura y salud.

Crea hábitos saludables

La llevada a cabo de la dieta mediterránea a largo plazo es capaz de crear hábitos saludables en mayores y pequeños, y especialmente en este último caso. La presencia de alimentos sanos en nuestros platos invita a llevar a cabo una alimentación saludable, sin necesidad de recurrir a alimentos ultraprocesados y/o platos preparados.

¿Cómo llevar a cabo una dieta mediterránea?

La dieta mediterránea se basa en diferentes aspectos. Estos son:

1-Presencia de todos los grupos de alimentos todos los días

Nuestro plato de comida y cena debe contener todos los grupos de alimentos: frutas, verduras, carbohidratos y proteínas.

Las cantidades son básicas para conseguir el equilibrio perfecto entre todas ellas. Las verduras deben ocupar la mitad del plato; la otra mitad debe dividirse en carbohidratos y proteína. Las frutas se reservan para el postre, el tentempié y/o la merienda.

En lo que respecta a las proteínas, deberemos comer carne blanca de manera habitual, pescado, huevos y legumbres.

Debemos consumir pescado unas 3 veces a la semana. Esta frecuencia es apta también para la carne, eligiendo carne blanca como preferencia.

2-El aceite de oliva, fundamental

El aceite de oliva, también llamado oro líquido, es uno de los alimentos básicos de la dieta mediterránea. Cocinar con él y/o condimentar nuestros platos con un buen chorro supone uno de los placeres culinarios característicos de este tipo de dieta. Sus beneficios se han demostrado durante largos años.

3-Eliminar de nuestra dieta los productos industrializados

Es cierto que los productos industrializados nos ahorran tiempo de cocina, pero los estudios han demostrado que también nos restan salud. Se trata de platos preparados, pasteles, alimentos ultraprocesados y platos del estilo. Si bien es cierto que podemos disfrutar de ellos de manera ocasional, hacerlo con asiduidad puede ser contraproducente.

4-De beber, ¡agua!

El agua es la mejor bebida que podemos ofrecerle a nuestro cuerpo: Sus beneficios están claramente demostrados. Además, la dieta mediterránea incorpora, también, 30 cl de vino tinto al día. ¡Aprovéchalo sin remordimientos!

En Comprarproductosherbal.com sabemos la importancia que posee seguir una dieta equilibrada. Además, te acompañamos en el proceso de cuidarte por dentro y por fuera, ayudándote a mejorar tu figura y tu salud. ¿Te animas a comprobarlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.