Aumenta tu sensación de saciedad con estos 7 consejos

Seguramente habremos experimentado épocas en las que nuestro apetito está más despierto de lo que nos gustaría. La saciedad no siempre hace acto de presencia, y esto nos suele casuar problemas de alimentación y de culpabilidad; sobre todo cuando cuidar nuestro peso y alimentación es uno de los objetivos que tenemos en el punto de mira.

La falta de saciedad deja espacio para que aparezca el hambre, lo que nos incita a asomarnos a la nevera cada cierto tiempo y picar entre horas. Además, los alimentos que solemos comer en estos casos no son los más beneficiosos para nuestra salud, lo que nos genera sentimientos negativos.

Para que esto no ocurra, a continuación te ofrecemos 7 consejos que te permitirán aumentar tu saciedad, y evitar los vaivenes a la cocina. Toma nota de todos ellos y empieza a ponerlos en práctica desde hoy. Además de disminuir tu sensación de hambre, contribuirán a una mejora de los hábitos y de la salud que te aportarán enormes beneficios. ¡Vamos a ello!

7 consejos para aumentar la sensación de saciedad (y comer menos)

1-Beber regularmente

El agua es el principal nutriente de nuestro cuerpo. Compuesto principalmente de agua, nuestro organismo necesita mantener un buen balance hídrico para poder funcionar de manera óptima. La mejor manera de conseguir una buena hidratación es a través del agua.

La OMS recomienda beber 1,5 litros de agua todos los días, de manera regular, con tomas espaciadas a lo largo de las 24 horas del día. El agua debe ser la bebida que acompañe a las comidas, y que se tome entre horas. Un organismo bien hidratado posee menos necesidad de comer.

2-Comer cada 3 horas

Y no saltarse ninguna comida. Las comidas principales son el desayuno, el almuerzo, la comida, la merienda y la cena. Solo así conseguiremos tener suficiente saciedad hasta la próxima, lo que reducirá nuestras ganas de comer y, por tanto, nuestros vaivenes a la nevera.

3-Hacer comidas completas

Se consideran comidas completas aquellas que siguen el Método del Plato, compuestas de verduras, proteínas, hidratos de carbono y frutas. Estos grupos de alimentos deben estar presentes para poder aportar a nuestro organismo todos los nutrientes necesarios, que favorezcan su saciedad. Una dieta desequilibrada es la principal causa de la sensación de hambre, y se incluye entre los 8 errores que te impiden bajar de peso.

4-Cocinar comida real

Tan solo debemos darnos una vuelta por cualquier mercado para poder comprobar que existe un gran abanico de ingredientes para cocinar nuestros platos favoritos. La cocina real, aquella realizada a partir de alimentos frescos, es la más beneficiosa para nuestro organismo, y también para nuestra saciedad. En ella se basa la famosa dieta mediterránea. Enciende el fogón, ¡y ponte manos a la obra!

5-Evitar los ultraprocesados

Si, lo sabemos; las tiendas están repletas de productos ultraprocesados, ricos en grasas saturadas, que resultan muy apetecibles. Y, aunque disfrutar de ellos de manera limitada está muy bien, hacerlo habitualmente no contribuye a aumentar nuestra saciedad, y menos aún a mejorar nuestra salud. Una buena opción es realizar estas recetas en casa, variando la cantidad de azúcar y usando, para elaborarlo, alimentos reales. ¡Prueba y maravíllate de los resultados!

6-Incluir la fibra en la dieta

Los productos ricos en fibra se digieren de manera más lenta que los que no la contienen, lo que hace que permanezcan más tiempo en el organismo y eviten la sensación de hambre. Tómalos diariamente. Además, mejorarán el transito intestinal y te aportarán una buena dosis de energía extra.

7-Planificar las comidas

Antes de acudir al supermercado, toma papel y lápiz y planifica tus platos de los próximos días. Acude a realizar la compra acompañado de una lista cerrada, y sabiendo lo que vas a comer y cenar en los próximos días. La improvisación es una enemiga leal de nuestra salud, nuestra figura y nuestra saciedad. ¡No caigas en ella!

La saciedad es, por tanto, una de las maneras más efectivas de conseguir un buen control de nuestro peso. Realizando estos consejos, podrás comprobar sus efectos. Los beneficios no tardarán en llegar, por lo que te recomendamos empezar hoy mismo. ¡Tu decides!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.