5 consejos para acelerar el metabolismo desde hoy mismo

El metabolismo posee un papel muy importante en nuestro peso. Se trata de un conjunto de reacciones que nos permiten transformar la grasa en energía, con el fin de usarla como combustible en nuestras actividades diarias y eliminarla de nuestro cuerpo. Además de conseguir que el peso de nuestra báscula descienda, también nos permite encontrarnos más activos y ágiles. Por ello, tener un metabolismo rápido es clave para conseguir beneficios.

No obstante, no todos los metabolismos funcionan de la misma manera. Existen personas con metabolismos rápidos, y otras con metabolismos lentos. Los primeros consiguen hacer la conversión de manera más rápida, mientras que los segundos necesitan más esfuerzo para controlar su peso. No obstante, la clave reside en llevar a cabo unos buenos hábitos de vida y conocer algunos de los consejos más eficientes para acelerar su trabajo. Si quieres saberlos, estás de enhorabuena: ¡Te ofrecemos los 5 consejos más efectivos!

5 consejos para acelerar el metabolismo desde hoy mismo

Nuestro día a día, y todo lo que hacemos en él, es esencial para mantenernos sanos. Alimentarnos adecuadamente, así como llevar una vida activa, son nuestros mayores aliados para gozar de una buena salud. La buena salud se relaciona de manera muy positiva con nuestro peso; y, en estos dos aspectos, encontramos un denominador común: El metabolismo. A través de sus reacciones, el metabolismo es capaz de convertir las calorías que consumimos en energía, con el fin de eliminarla a través de la actividad.

Aunque existen personas cuyo metabolismo funciona de manera rápida, la otra cara de la moneda nos muestra justamente lo contrario: metabolismos que se toman su tiempo, y cuyo funcionamiento lento no se encuentra a la altura de las exigencias personales. En este caso, podemos optar por realizar estos 5 consejos para impulsarle a trabajar de manera más rápida y eficiente.

1-Desayunar

El desayuno es la primera comida del día, y se realiza tras un largo periodo de ayuno (que dura, generalmente, unas 10 horas). En ese momento, nuestro organismo se encuentra realmente necesitado de alimentos, lo que permite que los aproveche en mayor medida.

Generalmente, el desayuno supone el instante previo al inicio de un día repleto de actividades, en el que necesitaremos una buena dosis de energía para llevarlo a cabo de manera adecuada. Sin un buen desayuno, esto puede tornarse mucho más complicado.

El metabolismo necesita calorías para poder transformarlas en energía, y poder aportarnos la fuerza que necesitamos. Por ello, debemos desayunar todos los días, especialmente aquellos que se avecinan largos y cansados.

Los alimentos que consumamos en el desayuno poseen gran importancia, también, en nuestro organismo. Los lácteos, los cereales integrales y la fibra se convierten en nuestros aliados. El café y el té también nos aportarán una buena dosis de emergía.

2-Realiza deporte

El deporte es fundamental para conseguir que nuestro organismo transforme la grasa en energía y ésta sea eliminada. No necesariamente debemos pasar largas e intensas horas en el gimnasio; el deporte puede introducirse en nuestro día a día de manera adecuada aprovechando nuestras actividades. Prescindir del transporte para acudir a nuestros lugares de referencia andando, hacer senderismo en nuestros ratos libres y/o apuntarnos a clases de baile puede ser un buen comienzo.

Los expertos aseguran que el deporte aeróbico es el más recomendado para eliminar energía, pues con él podemos desprendernos hasta de 200 calorías.

3-Las noches no son para picar

Nuestro organismo se encuentra mucho más activo durante la mañana. Con el paso de las horas, el metabolismo se ralentiza. Cuando llega la noche, su funcionamiento ha disminuido considerablemente, por lo que le cuesta mucho más trabajo realizar su papel. Esta es la principal razón por la que se recomienda realizar cenas ligeras, y, evidentemente, evitar picar una vez termina el día. Nuestro organismo asimilará mucho peor este alimento y se depositará, con mayor facilidad, en nuestro tejido adiposo.

4-Mastica alimentos duros

Comer alimentos duros favorece a la activación de nuestro metabolismo, pues supone un esfuerzo previo a su ingesta. Aquellos alimentos más recomendables son las frutas duras (manzanas, peras, sandías), así como las verduras que pueden comerse en su estado crudo. Los frutos secos naturales también son buena opción, aunque deberemos comerlos con moderación.

5-Suplementos alimenticios

Si el metabolismo se resiente aun siguiendo estos consejos, puede ser hora de probar con suplementos alimenticios. Algunos de ellos, como la vitamina B12, es especialmente indicada para ello. Puede marcar un antes y un después en el funcionamiento del metabolismo, siempre acompañado de unos buenos hábitos de vida en los que la alimentación sana y equilibrada y el ejercicio posean una gran importancia.

Con estos 5 consejos podrás aumentar tu metabolismo para conseguir tus objetivos de peso de manera más fácil y sana. ¡Empieza a aplicarlos hoy mismo y maravíllate de sus resultados!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.